La sustitución de los amortiguadores no solo es cuestión de confort, sino que los amortiguadores representan una garantía de seguridad junto con los neumáticos y los frenos, lo que se conoce como el "Triángulo de Seguridad" del automóvil.

 El mejor consejo es comprobarlos periódicamente en cualquier taller especializado cada 20.000 km, es una medida preventiva y gratuita, y, siempre, cambiarlos entre los 60.000 y 80.000 km, momento en el que la efectividad de los mismos se reduce al 50 %.

Te proporcionamos algunas claves que indican que los amortiguadores deben ser revisados y/o cambiados:

  • Vibración del volante
  • El balanceo, el desplazamiento lateral y pérdida de rumbo del vehículo.
  • Hundimiento del eje delantero.
  • Desgaste de los neumáticos y aumento de la distancia de frenado, especialmente con vehículos con sistema ABS.

Actualmente encontrarás en el mercado ofertas muy atractivas y diferencias notables de unos talleres mecánicos a otros.

Ten en cuenta, que no todas las marcas de vehículos, sobre todo los de primeras marcas, considerados de alta gama, aceptan cualquier marca de amortiguadores.

Por experiencia, aconsejamos consultar a tu mecánico de confianza y no elijas únicamente en función del ahorro inicial.


TALLERES JL

Taller mecánico en Madrid

Servicio Profesional de Calidad y Confianza.





Publicado: 30 de Agosto de 2016